Resiliencia, la clave del éxito en el deporte

Se trata de un concepto poco conocido pero cada vez más importante en este ámbito. El caso de Bethany, una joven surfista atacada por un tiburón, es el mejor ejemplo de esta capacidad

SPGO28

“Cuando todo parezca ir contra ti, recuerda que el avión despega contra el viento, no a favor de él”. Así de contundente y preciso se mostraba Henry Ford a la hora de valorar los reveses que pueden existir a lo largo de la existencia de cualquier persona. Nada es sencillo ni tampoco todo llega rodado. Hay que luchar, combatir y superar obstáculos para hacernos con nuestras metas. La vida de un deportista, no es una excepción. Sus trayectorias están llenas de victorias, derrotas, dudas e inestabilidades que pueden ser perjudiciales en su desarrollo psicológico. En el deporte es muy importante tener la capacidad de recuperarse frente a cualquier adversidad. Quien cae y no consigue levantarse tiene muy complicado acceder al olimpo de los triunfadores.

En un ámbito muy estudiado, casi al detalle, existen conceptos muy poco trabajados. En ellos encontramos la habilidad que permite al individuo un funcionamiento saludable y una adaptación a un contexto contrapuesto. Este elemento se ha ido analizando año tras año hasta conseguir recibir un nombre propio: la resiliencia.

Dicho término es bastante desconocido, ya que la Real Academia Española (RAE) no aceptó el concepto en su diccionario hasta 2010. Por ello, no existe un acuerdo total de su definición y la mayor disparidad de pareceres se encuentra entre la consideración de la resiliencia como un rasgo de personalidad o, por el contrario, como un proceso de desarrollo dinámico. No obstante, intentando aportar algo de claridad a la controversia, se puede decir que se trata de la principal virtud de un deportista, ya que es la capacidad que tiene el cuerpo de recuperar la forma original después de haberse ‘desfigurado’.

Sigue leyendo la firma en la página 94 de la revista SPGO 28 o si lo prefieres puedes descargar la edición completa en formato PDF.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.